Situación actual de los recursos hídricos en Centroamerica

La academia de ciencias de Nicaragua (ACN), en coordinación con la Universidad Centroamericana (UCA) y la Asociación Mundial para el Agua (GWP), llevaron a cabo la presentación del estudio titulado: “Gestión integrada de los recursos hídricos en Centroamérica: gestionando las aguas transfronterizas como desafío primordial”. La actividad reunió a más de 200 personas de la comunidad universitaria, académicos y jóvenes interesados en el medio ambiente.

rrhidriCALa presentación del texto estuvo a cargo del profesor Salvador Montenegro, coautor del libro y miembro de la ACN. Asimimo, se desrrolló un panel científico en el que participaron el doctor Jaime Incer Barquero y el ingeniero Víctor Campos, además se contempló un análisis jurídico presentado por el doctor Mauricio Herdocia, rector de la Universidad America College.

El doctor Jorge Huete, vicerrector de la UCA, explicó que los temas ambientales son una tarea urgente y por esta razón es muy apropiado que la universidad de apertura al debate científico. Del mismo modo, hizo hincapié en que no solo se trata de comprometer Estados en temas de relevancia internacional, sino a las y los actores que sienten la responsabilidad y la obligación de atender estos asuntos. “El plan de gestión integral de recursos hídricos es algo que se debe fomentar, ya que es un tema importante que requiere de un conceso y atención desde diferente disciplinas”. Aseguró Huete.

Caso Centroamericano

Según el estudio presentado, la región centroamericana es una región privilegiada en la dotación de recursos hídricos, contando con un promedio per cápita de 68000 litros diarios, aunque su distribución y acceso sea desigual, encontrando zonas que padecen sed, particularmente en determinadas épocas del año y zonas donde se derrocha o se hace mal uso del agua.

En la unidad de análisis del mismo escrito se expica que: “(…) todos los Estados centroamericanos comparten cantidades sustanciales de recursos hídricos con sus vecinos. Existen 23 cursos de aguas transfronterizos y 18 sistemas de acuíferos transfronterizos. Ello muestra que el agua es en sí misma un poderoso factor de vinculación entre los países y de integración de la región”.

Compartir recursos hídricos entre Estados significa que ni las aguas superficiales ni las aguas subterráneas se someten a las fronteras de los países; es decir, las aguas ni comienzan ni terminan en los límites imaginarios y físicos que determinan los territorios soberanos de cada país. “Compartir los recursos hídricos fronterizos sigue siendo un factor esencial para lograr los objetivos de desarrollo sostenible y que todos los Estados enfrenten el reto común de desarrollar recursos compartidos de aguas superficiales y subterráneas” garantizó el profesor Montenegro.

Caso Nicaragua y Costa Rica

A pesar de la amplia variedad de ejemplos de cooperación en la gestión transfronteriza del recurso hídrico, Centroamérica, Nicaragua y Costa Rica aún no han logrado resolver sus diferencias de forma directa, teniendo que recurrir a la Corte Internacional de Justicia de la Haya, con todos los costos económicos, sociales y culturales que ello conlleva.

El ingeniero Víctor Campos, director del Centro Humboldt explicó que actualmente se enfrenta un clima político poco propicio para la promoción del manejo sostenible en las cuencas, puesto que hay una guerra abierta de capitales. “La capital de San José y Managua están en una contienda que no propicia el dialogo y el intercambio, por ende, no se puede dar soluciones y mucho menos enfrentar los desafíos que presenta el manejo sostenible de las cuencas”.

Dentro de las principales sugerencias dadas por el ingeniero campos, está la necesidad de promover un diálogo entre academia y sociedad civil: “Tenemos la responsabilidad como organizaciones de la sociedad civil de establecer intercambios que nos permitan acercarnos a organizaciones costarricenses de tal manera que vayamos poniendo este tema en la agenda pública de ambos países”, aseguró Campos.

Gestión Transfronteriza

El estudio refleja que la gestión transfronteriza de los recursos hídricos es un asunto complejo, cuyo abordaje certero requiere hacerse de manera integral. La aproximación política, social, económica y jurídica son dimensiones ineludibles del problema.

Por otro lado, el doctor Manuel Ortega, explicó que “es un hecho que la gestión transfronteriza de las cuencas hidrográficas tiene una clara dimensión socio-cultural, entendiendo por ella el rol que juegan las maneras de pensar de los actores sociales sobre el manejo del recurso hídrico y sobre el mismo concepto de fronteras. Por ejemplo, no ayudan a esta gestión las concepciones que ven el agua como un recurso inagotable, cuya reproducción depende de Dios o de la naturaleza, sin mayor intermediación humana”.

Asimismo, indicó que en esta visión no se trata de desconocer la soberanía de cada Estado, sino de aprovechar oportunidades para convivir y compartir mutuamente en aras de los intereses locales comunes, teniendo como marco las soberanías que los cobijan.

Cooperación bilateral

El objeto de estudio de la presente investigación, tuvo como referente a las cuencas hídricas del área. Lo que muestra que el agua transfronteriza puede convertirse en un elemento que estimule la cooperación entre los Estados para promover su uso sostenible y la solidaridad intergeneracional, mejorando la calidad de vida de sus habitantes, pero también, al contrario, esa característica transfronteriza de los recursos hídricos puede convertirse en una fuente de conflictos y disputas.

Se necesita cerrar ese ciclo de acciones hacia el exterior y generar un nuevo movimiento dirigido a fortalecer la relación bilateral, lo que implica reactivar la Comisión Binacional Nicaragua y Costa Rica, y su grupo técnico bilateral que incluye a los Alcaldes de las zonas fronterizas”, afirmó el el doctor Maurico Herdocia.

Por otro lado Herdocia explicó, que “la Agenda de Integración es impensable sin el tema del agua, y que también está profundamente ligado al tema del medio ambiente, del cambio climatico y los efectos de la variabilidad climática, así como la integration social y la necesidad de contribuir a resolver conflictos en esta materia”.

Recomendaciones

El estudio recomienda que los Estados de la región adopten la cooperación como un medio para promover la gestión integrada de los acuíferos y de los cursos de agua transfronterizos como vía para el desarrollo nacional y regional. Esto significa adoptar el enfoque de gestión de cuenca hidrográfica y tener en cuenta los convenios, las resoluciones de las Naciones Unidas y la vasta experiencia mundial.

Finalmente el doctor Ortega aseguró que “más allá de la búsqueda utilitaria del éxito de estos programas, tal vez la contribución más valiosa de la manera de pensar y de la participación de estos actores locales en estas iniciativas transfronterizas es su contribución a la paz, base fundamental de todo desarrollo”.

Documentos adjuntos:

Libro Gestión integrada de los recursos hídricos en Centroamérica.

Palabras del presidente de la ACN, Prof. Manuel Ortega Hegg.

Presentación Prof. Salvador Montenegro.

Presentación Dr. Maurio Herdocia.

Presentación Ing. Víctor Campos.

Ver fotos - icono galeria